Pon tu coche a punto antes de viajar

Los viajes en coche pueden ser una gran aventura sobre todo si se va en familia. Viajar en coche es una de las opciones más elegidas por familias con hijos pequeños ya que, dependiendo del destino, suele ser la más económica y la más cómoda, al poder parar cuando los niños lo necesiten o poder disponer del coche en el lugar de destino.

Comprobar el estado de las alfombrillas, del aceite o de la presión de las ruedas es algo que se debe hacer antes de iniciar un viaje para evitar cualquier tipo de percance.

En este sentido, estas Navidades pasadas, por ejemplo, se produjeron en carretera casi 20 millones de desplazamientos. Tantos desplazamientos tuvieron una explicación, en buena medida, por las cancelaciones de trenes por parte de RENFE en sus huelgas convocadas para las fiestas, en total, 271 trenes, de los cuales 39 eran AVES.

Cuando emprendemos un viaje en cohe es muy importante comprobar que éste esté en buenas condiciones

Tener que coger el coche para un viaje largo de manera improvisada hace necesaria una reflexión sobre la importancia de tenerlo a punto todo el tiempo, aunque no siempre se suele conseguir.

La mayor parte de los accidentes, -estas últimas Navidades fueron 49 frente a los 44 de la Navidad de 2018- se deben por distracciones al volante, el consumo de drogas o alcohol y, sobretodo, por el uso del teléfono móvil que, aunque se englobe dentro de las distracciones, merece casi un capítulo propio. De hecho, ya se está implantando el “modo coche” en los teléfonos móviles.

En cualquier caso, los fallos del vehículo también son otro de los motivos más usuales en los accidentes. Normalmente se puede pensar en un fallo en el motor, pero también el motivo puede ser que la alfombrilla del coche esté tan gastada que acabe enganchándose a alguno de los pedales dificultando una conducción correcta.

En cualquier caso y aunque falte aún un poco para el siguiente desplazamiento largo, aquí dejamos una lista de temas que hace falta comprobar antes de salir de viaje en carretera:

Estado de las alfombrillas. Como se señalaba antes, puede parecer banal, pero si están en mal estado, pueden interferir en una normal conducción. Por ello también es importante comprar alfombrillas a medida y colocarlas correctamente. La empresa Sólo Alfombrillas se encarga de todo y con tiempos de entrega muy reducidos. Así, se pueden comprar alfombrillas de coche personalizadas si se quiere dar otro aire, pero siempre respetando las medidas. No importa que sean alfombrillas para Audi, BMW o Seat, esta empresa especializada trabaja con unos altos parámetros de calidad. Podéis comprar las alfombrillas de vuestro coche en www.soloalfombrillas.es .

Neumáticos. Comprobar la presión de las ruedas es algo rutinario y a lo que se le debería prestar atención ya en el día a día. Esto requiere más importancia cuando se va a hacer un desplazamiento de largo recorrido. Igualmente, también conviene asegurarse de que se cuenta con la rueda de repuesto y que ésta está en buenas condiciones. No hay que olvidar coger cadenas si se va a atravesar algún tramo donde pueda haber mucha nieve y ser necesarias.

Aceite y filtros. Antes de un viaje conviene pensar desde cuándo no se cambia el aceite y, si toca pronto, adelantarlo. Igualmente, se recomienda usar siempre la marca recomendada por el fabricante.

Limpiaparabrisas y agua. No se sabe si lloverá por el camino o si una tropa de cien mosquitos es estampará contra el cristal, por eso es importante comprobar que funcionan bien los limpiaparabrisas y si se cuenta con jabón y agua suficiente para limpiar el cristal si es preciso.

Batería. Si el coche ya ha tenido episodios de falta de batería, quizá antes del viaje sea el momento de cambiarla. Si se prefiere no hacer, se aconseja viajar con unas pinzas por si acaso alguien tiene que prestar ayuda por el camino.

Luces. A veces no nos damos cuenta cuando se funde alguna bombilla, así que hay que comprobar antes que los intermitentes, los frenos, las luces de posición o de antiniebla funcionan correctamente, tanto para la seguridad propia como para la del resto de la carretera.

Correcto anclaje de las sillitas. Esto es fundamental si se viaja con niños pequeños. Hay que asegurarse que la sillita está perfectamente anclada y que sea la reglamentaria a su edad. Igualmente, para distraer a los niños, se suele poner una Tablet. Lo más común es que sea detrás del asiento delantero, así que hay que contar con los soportes correctos y comprobarlo antes de iniciar el viaje para que, si algo falla, se pueda remediar.

Estas son algunas de las cuestiones que se deben comprobar antes de salir, pero lo mejor es llevar el coche al taller para que haga una exhaustiva revisión también de otros aspectos más técnicos y viajar completamente seguros, con el cinturón puesto y con el móvil lejos para no tener la tentación de mirarlo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *