Uno para todos y todos para uno

Es ampliamente conocido que d’Artagnan, el célebre mosquetero francés pensado y escrito por Alexandre Dumas, era gascón. No lo es tanto que el personaje estaba inspirado en Charles de Batz de Castelmore, nacido entre 1611 y 1615, en el Château de Castelmore, a pocos kilómetros de Lupiac, un pequeño pueblo ubicado en la región de Gers, el corazón de la Gascuña. La vida de este mosquetero y sus tres compañeros ha sido trasladada en numerosas ocasiones al cine, a la televisión e, incluso, se hizo una serie de dibujos animados protagonizada por canes, “D’Artacan y los tres mosqueperros”.

“El mismo día el joven se puso en camino, provisto de los tres presentes paternos y que estaban compuestos, como hemos dicho, por trece escudos, el caballo y la carta para el señor de Tréville; como es lógico, los consejos le habían sido dados por añadidura.”

Alexandre Dumas

Gers
El paisaje de Gers recuerda el de la Toscana (Collection Tourisme Gers)

D’Artagnan inicio su camino hacia París aproximadamente en 1625 a lomos de “una malhadada jaca amarilla” cuya visión hacía “florecer sonrisas en los rostros de los que pasaban”. Burlas que provocaron un sin número de conflictos entre el joven y los que osaban burlarse de él y de su montura. Cuatrocientos años después podemos emularlo sin necesidad de buscarnos problemas por el camino. Para hacerlo nada mejor que seguir la Ruta Europea de d’Artagnan, una iniciativa de la Association Européenne de la Route d’Artagnan – AERA.

Iniciamos nuestro recorrido en Lupiac, en uno de los castillos más antiguos de Gascuña fortificados en 1090. El pueblo actual ha conservado su forma original, pero perdió sus murallas. El 12 de agosto de 2012, el primer festival dedicado al famoso Mosquetero tuvo lugar en el 400 aniversario de su nacimiento. Desde verano de 2015, el pueblo de Lupiac alberga la primera estatua ecuestre de d’Artagnan en el mundo.

En la entrada de Lupiac, en el camino hacia el castillo, hallamos una capilla junto a un gran edificio. Anteriormente ubicado fuera de las murallas, este edificio se transformó en un hospicio dedicado a los peregrinos de Santiago de Compostela. La antigua capilla de St-Jacques D’Artagnan se convierta en el Museo d’Artagan en 1998. En el museo encontramos un recorrido visual y sonoro, un circuito de exposiciones y una película de que narra la vida de los más famosos gascones, ya sean de ficción o reales. En el museo hay muchos documentos, reproducciones de obras relacionadas con la historia real de D’Artagnan, carteles de películas dedicadas al héroe gascón sin olvidar las escenas recreadas con figuras de cera.

La estatua de D'Artagnan en Lupiac (Collection Tourisme Gers)
La estatua de D’Artagnan en Lupiac (Collection Tourisme Gers)

A medio camino entre el Atlántico y el Mediterráneo y debido a su paisaje de suaves colinas, Gers-Gascuña es una región conocida como la Toscana francesa. Su territorio está sembrado por más de quinientos castillos y cuatrocientos lagos. La suavidad del clima y el arte del buen vivir seducen a los viajeros que se pueden dejar guiar por el camino del Foie gras, del Armagnac o del vino, para honrar las especialidades de la región. Así podrán los visitantes relajarse en los albergues o casas rurales en perfecta armonía con el medio ambiente.

Las rutas, que pueden hacerse a pie o a caballo, son la de los Mosqueteros, que parte de Lupiac, la de Madame d’Artagnan, que llega hasta Bélgica en diversos tramos, la de los cardenales, por la costa Atlántica hasta Rochefort, la del Infante, desde Aira hasta Carcasona, y la Real, por los alrededores de París.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *