Plata Cristal, Colombia

Colombia, café, flores y Caribe

Colombia huele a café y a mar, a flores y a cacao, y suena a cumbia y mapalé. Colombia es mar y es selva, son playas, ríos y montañas. Colombia es un país muy diverso habitado por gentes muy hospitalarias y divertidas. Colombia, sin duda, merece un viaje.

Bogotá, la capital

La llegada a Colombia acostumbra a producirse por su capital, Bogotá. El centro histórico de la ciudad  bien merece nuestra visita. El recorrido por la capital incluye edificios destacados como el Capitolio Nacional, centro de la vida legislativa del país, la Casa de los Comuneros, la Casa de Nariño que es la sede de presidencia y el Museo de la Iglesia de Santa Clara, que alberga una amplia colección de pinturas y esculturas de los siglos XVII, XVIII, XIX y XX, y ocupa un edificio considerado una de las muestras más representativas de la arquitectura y el ornato barrocos de los siglos XVII y XVIII en Bogotá. No podemos dejar de visitar la Casa Museo Quinta de Bolívar, la casa que perteneció a Simón Bolívar, el Libertador.

Una visita a Bogotá no puede terminar sin subir a la Colina de Monserrate, a 3.152 metros sobre el nivel del mar, y visitar el santuario donde se encuentra la estatua del Señor de los Milagros, símbolo de Bogotá. Desde aquí se disfruta de la mejor vista sobre la ciudad.

Colombia
Muchos pueblos colombianas destacan por sus coloridas casas

Zipaquirá, la sal de la vida

Cerca de Bogotá podemos acercarnos a la ciudad de Zipaquirá, cuyo nombre significa “ciudad de nuestro Padre” en lengua chibacha. En esta zona tradicionalmente se ha extraído sal mediante la apertura de grandes socavones en la tierra. En estas antiguas galerías de extracción se erige la Catedral de Sal de Zipaquirá, a 180 metros bajo tierra. En este lugar existe una pequeña capilla en homenaje a Nuestra Señora del Rosario de Guasá, construida por los mineros.

Los paisajes de café

Hablar de Colombia es hablar de café y no solo por la calidad del mismo. Colombia es el tercer país productor de café​ y el mayor productor de café suave en el mundo. Es por ello que es necesario ir a conocer donde se produce este preciado producto, el Eje cafetero colombiano. Hablamos de una zona con una rica biodiversidad y paisajes increíbles, y empezamos por el  Valle del Cocora, ubicado en las montañas centrales del Departamento de Quindío que forma parte del Parque Nacional de los Nevados. Andando por el bosque de niebla podremos apreciar la biodiversidad de fauna y flora del lugar. En esta zona viven un gran número de especies de aves, en particular unos tipos de colibrís y el orejí amarillo o loro de palma (que está en vía de extinción).

Para conocer cómo se produce el café podemos visitar la Hacienda San Alberto, donde se produce el café más premiado del país, el Café San Alberto. En este lugar podremos apreciar el hermoso patrimonio paisajístico y cultural cafetero de la humanidad declarado por la UNESCO.

Desfile de los Silleteros, durante la Feria de las Flores en Medellín

Medellín, ciudad de las flores

Medellín es otra visita aconsejada. Aquí podemos conocer entre otros lugares el Parque de los pies Descalzos y disfrutar de las esculturas de Fernando Botero. Como en todas las ciudades colombianas cuando llega la noche es divertida acudir a algunos de los establecimientos donde podemos escuchar música y bailar. Si nuestro viaje a Colombia es en agosto no podemos dejar de disfrutar con la Feria de las Flores que tiene lugar desde 1957. Las flores son uno de los elementos más representativos del país y el Desfile de Silleteros es un espectáculo inolvidable.

Ya que estamos en Medellín debemos acercarnos a la Comuna 13 para realizar el “Graffitour”, un recorrido histórico, estético y político por los grafitos que realizaron artistas callejeros en esa zona de la ciudad. Todo un espectáculo político-artístico.

Santa Marta

Santa Marta, la ciudad más antigua del Suramérica, fundada el 29 de julio de 1525, es otro de los lugares que debemos conocer. Rodeada por montañas y por el mar Caribe, en Santa Marta podemos visitar la Quinta de San Pedro Alejandrino, última casa donde vivió Simón Bolívar. L principales calles del centro histórico se caracterizan por sus callejones angostos y casas estilo colonial.

Para ver naturaleza no podemos dejar de acercarnos a Neguanje, en el Parque Nacional Natural Tayrona, una reserva ecológica y arqueológica dentro de la Sierra Nevada de Santa. Aquí se encuentran las ruinas de un asentamiento Tayrona, conocido por su espléndida vegetación, clima templado y la abundancia de fauna. Desde aquí podemos tomar una lancha típica (Bongo) para realizar un recorrido de 10 minutos hasta llegar a Playa Cristal, considerada una de las zonas de mayor importancia ecológica del Caribe Colombiano, con aguas cristalinas, arena blanca y hermosos arrecifes coralinos, y que es ideal para disfrutar del agua y del sol y para practicar buceo y snorkelling.

Cartagena de Indias

No podemos finalizar nuestro viaje a Colombia sin visitar la bella ciudad de Cartagena de Indias. Lugares como el barrio de Manga, donde se ven casonas antiguas de inicios del siglo XX, o el Castillo-Fortaleza de San Felipe de Barajas, construida en la colina de San Lázaro para defender la ciudad de ataques piratas. Y como no, el casco histórico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *