Paseo por Zaragoza

Las calles de Zaragoza guardan en su haber la historia de cuatro civilizaciones: la romana, la judía, la musulmana y la cristiana. Esto la convierte en una ciudad privilegiada  para caminar, recorrer y aprender de los muchos lugares históricos que aún se conservan en pie y convive armoniosamente con la ciudad actual y vibrante que es hoy en día.

Lo bueno de esta ciudad es que no necesitas tener contactos en Zaragoza para poder disfrutarla: basta con hacer una pequeña investigación, escoger los lugares que más te interesan y empezar el recorrido. Y si necesitas ayuda, aquí te ofrecemos una breve selección para que empieces tu viaje con buen pie:

Basílica del Pilar
Vista nocturna de la Basílica del Pilar (Foto: Daniel Marcos)

– Visita la Basílica y todo lo que el casco histórico te ofrece. Empezar por la parte más antigua de  Zaragoza es el mejor abrebocas, así que llega a la plaza del Pilar, donde podrás encontrar la Basílica del Pilar, el primer templo mariano de la época cristiana de la ciudad y un importante edificio barroco.  En la misma plaza encuentras la Lonja, un edificio renacentista que está en pie desde el siglo XVI, el  Ayuntamiento y la Catedral de La Seo de fondo.

– Museo del Foro de Caesaraugusta. Uno de los lugares más interesantes de la ciudad y también uno de los más visitados, pues en su interior están expuestos al público los restos de la antigua ciudad romana de Caesaraugusta. En el recorrido podrás ver restos de la época fundacional (que data del siglo I a.C.), cuando estaba en el poder el emperador Augusto, así como restos de la época de su sucesor, el emperador Tiberio.

Paseo de la Independencia. Una de las vías de comunicación más importantes de Zaragoza. Empieza en la plaza de España, pasa por la plaza de Aragón y termina en la plaza del Paraíso. Por esa misma vía se puede llegar al patio del Palacio de la Infanta, toda una joya renacentista de Zaragoza que vale la pena detenerse a admirar.

– Ir de tapas al barrio del Tubo. Ya que estás en la ciudad y has terminado tus caminatas turísticas, ¿por qué no dedicarte ahora al turismo gastronómico? El barrio del Tubo es una emblemática zona de calles pequeñas con un sinfín de bares por los que bien vale la pena pasar y acompañar la caña de turno con una de las tapas que ofrecen los establecimientos.

– Pasar un rato en Puerto Venecia. Un dato curioso de Zaragoza y que probablemente no sabías es que alberga el centro comercial más grande de Europa: Puerto Venecia, una especie de shopping-resort que ofrece no solo las mejores tiendas para que vayas de compras, sino que su estructura está inspirada en el mar, el bosque y la montaña, por lo que es ideal para pasar el día en familia aunque no hayas planeado ir de compras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *